Año III de pandemia. El encaje de las puertas automáticas en el rebrote del sector de la construcción Puertas automáticas

2022. Tercer capítulo de una pandemia que ha causado estragos a nivel sanitario y económico. ¿Se tambalean o se fortalecen los fundamentos del sector de la construcción? ¿Cómo evoluciona el mundo de las puertas automáticas? Vamos a verlo con datos.

Un ‘reset’ de los niveles prepandemia. Esta es una de las conclusiones que podemos extraer del ‘Informe de coyuntura económica’ que ha publicado la Confederación Española de Asociaciones de Fabricantes de Productos de Construcción (CEPCO) en diciembre de 2021:

  • El paro se sitúa en 31.704 desempleados en el sector de fabricantes de materiales de construcción, un 12% del paro total de la industria en noviembre. Estas cifras suponen un descenso del 2% del paro respecto al mes anterior -octubre-, además de una variación del -16%. Ha disminuido el paro del sector hasta los niveles previos a la pandemia y esperamos que siga decayendo.
  • Las exportaciones de materiales de construcción, que sufrieron una caída del 11% en 2020, han vuelto con fuerza aumentando un 30% en 2021. El crecimiento interanual es del 25%, superando por ocho puntos porcentuales a la tasa nacional de exportaciones.
  • La construcción de viviendas, estancada en 2020 a causa de la pandemia y el confinamiento, se ha beneficiado de la creciente demanda de viviendas más grandes y en la periferia, alejadas del centro urbano. Como resultado de esta tendencia, a lo largo de 2021 se han iniciado cerca de 78.000 viviendas, un 26% más que el año anterior. La compraventa de viviendas nuevas aumenta de 60.000 (2020) a 95.000 (2021).

Las puertas automáticas, el pulmón de la vivienda verde

Además de un shock económico y social, la pandemia también ha tenido un enorme impacto en las preferencias de la compra de inmuebles de gran parte de la sociedad. La crisis del transporte y el consiguiente desabastecimiento en construcción han provocado una mayor demanda de las viviendas de segunda mano, cada vez más propensas a las reformas para mejorar el confort térmico y la eficiencia energética de la vivienda.

La sostenibilidad y el ahorro energético en el hogar a corto y largo plazo serán progresivamente líneas rojas de los usuarios de viviendas y edificios comerciales e industriales. La proliferación de hipotecas verdes según la eficiencia energética alcanzada por la vivienda es otro indicio de esta tendencia.

Uno de los grandes beneficiados de esta corriente eco-friendly es el sector de las puertas automáticas, un elemento con gran potencial de ahorro energético que a la postre repercute positivamente en el medio ambiente. ¿Cuál es la previsión de este sector?

El portal de investigación de mercado Allied Market Research (AMR) arroja datos esperanzadores: en 2018 el mercado global de puertas automáticas se valoró en 22.400 millones de dólares, y la previsión de AMR es que nuestro sector alcance los 41.745 millones de dólares en 2026. Este portal destaca el ahorro de energía, la facilidad de funcionamiento y la seguridad que garantizan las puertas automáticas.

Por otro lado, el reciente análisis de Cognitive Market Research también prevé un incremento continuado hasta 2028 de las puertas automáticas en hospitales, supermercados, comercios y oficinas, tal como ilustran en el siguiente gráfico.

Puertas automáticas

La región de Norteamérica es puntera en la instalación de puertas automáticas, mientras que España y el continente europeo avanzan progresivamente. Fuente: Cognitive Market Research.

Asimismo, hay una certeza que comparten las puertas de garaje y las puertas industriales y comerciales: los automatismos para puertas maximizan la seguridad de la unidad familiar o de la plantilla de la empresa.

Luz verde a los edificios de ‘Next Gen’, un proyecto en marcha

Además de las previsiones de portales especializados, el sector de puertas automáticas tendrá la oportunidad de crecer como resultado del programa ‘Next Generation’, financiado por la Unión Europea. Concretamente, España destinará 6.825 millones de euros a la rehabilitación energética de las viviendas del país.

Los datos del país apremian: un 84% de las viviendas disponen de la etiqueta de eficiencia energética de menor categoría, según el artículo de Jaime Vicioso en El País que recoge ANDIMAC (Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción).

En definitiva, son datos favorables que abren la puerta a la expansión de nuestro sector, que cuenta con el contexto necesario para consolidarse como voz autorizada en los edificios de alta eficiencia energética y sostenibilidad.

‘Larga vida (útil) al rey’: el motor brushless para puertas automáticas Motor brushless para puertas automáticas

En el sector de las puertas automáticas, todas las innovaciones tecnológicas recientes tienen un denominador común: el sello ecologista. En la línea de las puertas automáticas con control Wi-Fi, hay que presentar otra funcionalidad que garantiza la eficiencia energética: el motor sin escobillas, conocido como el motor brushless.

¿Por qué empieza a estar obsoleto el motorreductor tradicional con escobillas? Estas son las 4 principales causas:

  1. El motor tradicional genera un considerable consumo de energía y está expuesto a interferencias electromagnéticas.
  2. Por el mero hecho de que incorpora escobillas y reductor, este motor es propenso a sufrir un gran desgaste y requerir un trabajo de mantenimiento progresivo a medida que corren los años.
  3. Ante el notable consumo de energía, el motor tradicional origina un mayor consumo de CO2. Imposibilita un ahorro energético significativo y no depara ninguna repercusión positiva en la salud del medio ambiente.
  4. Con vistas al futuro, el motor con escobillas será cada vez menos compatible con las smart homes (casas inteligentes) y los automatismos para puertas. Además, como resultado de las políticas de sostenibilidad, el motor tradicional estará cada vez menos amparado por la normativa de puertas automáticas, al menos a largo plazo.

El motor brushless, sinónimo de seguridad y ahorro energético en puertas automáticas

El motor sin escobillas, que se puede instalar tanto en puertas correderas como en puertas batientes, es la antítesis total al motor tradicional. Estas son las 4 ventajas por las cuales es un motorreductor al alza:

  1. El motor brushless origina un menor consumo de energía y suprime las interferencias. Además, tiene un funcionamiento suave y silencioso y es ideal tanto para puertas de garaje como para puertas industriales.
  2. Al prescindir de escobillas, este motorreductor sufre menos desgaste y no necesita un mantenimiento habitual, solo cuando se requiera eliminar el polvo. Por lo tanto, garantiza una vida útil mucho más larga que el motor tradicional.
  3. El modelo brushless reduce en gran medida el consumo de energía y de CO2. Favorece el ahorro energético y, en consecuencia, implica una tecnología eco-friendly. Es un win-win: ganas tú, ganamos todos.
  4. Encaja a la perfección en el ecosistema de una casa inteligente, creando sinergias muy positivas para la eficiencia energética y seguridad de una puerta automática. Se ajusta a las últimas normativas, cada vez más rígidas ante la sostenibilidad, y este tipo de puertas automáticas son objeto potencial de subvenciones por su capacidad de ahorro energético.

El motor sin escobillas, que se caracteriza por un tamaño compacto y un menor peso que el modelo tradicional, permite prescindir de las rejillas de ventilación en la carcasa o base de la máquina. Este rasgo aumenta en gran medida la estanqueidad y durabilidad del motor y de la puerta automática.

Aunque los motorreductores brushless tienen un coste más elevado que los tradicionales, conviene remarcar el ahorro energético que pueden alcanzar las puertas de garaje o puertas industriales. En definitiva, se trata de una inversión de fácil retorno porque el modelo brushless no requiere mantenimiento y ofrece una larga vida útil.

La importancia de la puerta automática en los proyectos arquitectónicos puerta automática

Cuando se lleva a cabo la construcción de un nuevo edificio o se remodela uno ya existente hay que tener en cuenta una serie de aspectos: armonía, funcionalidad, utilidad, comodidad, estética, etc. y todo ello, por supuesto, enfocado a las personas.

Siguiendo las directrices anteriores, creemos que la puerta que cumple los anteriores aspectos es, sin duda, la automática.

Las ventajas de instalar una puerta automática

A continuación, te explicamos por qué consideramos la puerta automática como una mejora y un avance arquitectónico:

  1. Accesibilidad: gracias a las puertas automáticas, las personas con diversidad funcional y movilidad reducida pueden acceder de manera fácil a cualquier edificio. En ocasiones, los parkings, los supermercados, hoteles, entre otros, cuentan con puertas manuales y, por tanto, dificultan la entrada a todos los públicos. Por ello, el método más cómodo y accesible recae en la instalación de este tipo de puertas.
  2. Higiene: uno de los puntos donde más bacterias se acumulan es en los tiradores de las puertas. Hoy más que nunca, debido a las circunstancias actuales que estamos viviendo por el Covid-19, la forma más higiénica de acceder a los lugares es mediante una puerta automática.
  3. Eficiencia energética: las puertas manuales, muchas veces no se cierran del todo o se dejan abiertas o entreabiertas, por tanto, en esos espacios se escapa mucho calor y, por ende, energía. Sin embargo, a causa del cierre hermético de las puertas automáticas, se eliminan las molestas pérdidas de temperatura, tanto en invierno como en verano.
  4. Seguridad: otro de los puntos clave de estas puertas es la seguridad absoluta que presentan. Por un lado, ofrecen una mayor seguridad que las puertas manuales frente a robos e intrusiones. Por otro, cabe decir que muchas de estas puertas automáticas cuentan con los sistemas conocidos como “anti aplastamiento”, a través del cual se evitan accidentes que puedan dañar las personas, los animales y los coches, si se trata de puertas de garaje automáticas.
  5. Comodidad: como hemos ido mencionando anteriormente, se trata de una puerta muy cómoda. Gracias a la detección del movimiento, las puertas automáticas se abren de manera fácil sin que la persona haga ningún esfuerzo, como sí ocurre con las puertas manuales. Asimismo, las puertas de garaje automáticas cuentan con los conocidos mandos y con tan solo un clic, la puerta se abre de forma sencilla.
  6. Estética: finalmente, no nos podemos olvidar que este modelo de puertas combina muy bien con el diseño general de cualquier edificio.

 

En definitiva, por lo que concierne a todos estos aspectos, podemos afirmar que la instalación de una puerta automática constituye una gran mejora en cualquier proyecto arquitectónico.